CDH señala que autoridades de Puebla no no atienden los problemas de linchamiento

Esto es un exhorto para que cumplan con el Protocolo de Actuación para Casos de Intentos de Linchamientos en el Estado de Puebla

Esto es un exhorto para que cumplan con el Protocolo de Actuación para Casos de Intentos de Linchamientos en el Estado de Puebla

La Comisión de Derechos Humanos (CDH) emitió una recomendación a la Secretaría de Gobernación, Seguridad Pública, Fiscalía y 29 municipios, para que brinden protección, auxilio y seguridad pública de manera oportuna, pues las autoridades de Puebla han sido omisas para atender los linchamientos, lo que ha dado como resultado un total de 560 intentos frustrados y 34 hechos consolidados desde el 2019.

Incluso, el presidente del organismo, Félix Cerezo Vélez, pidió al Congreso local que tipifique el término “linchamiento”, ya que ayudaría a prevenir la comisión de delitos.

Detalló que larecomendación general 1/2024, no es una acusación ni trata de culpar a las autoridades de este contexto violento, sino que es un exhorto para que cumplan con el Protocolo de Actuación para Casos de Intentos de Linchamientos en el Estado de Puebla o bien, tengan pautas claras para cubrir eventos violentos o conflictos comunitarios donde se teme que pueda surgir un linchamiento.

El día de ayer 03 de julio se llevó a cabo una conferencia de prensa en donde Cerezo Vélez informó que el organismo a su cargo presentaría una recomendación a varias autoridades, pues al verificar todos sus reportes y análisis determinaron que habían sido omisos en los linchamientos de Puebla. Inclusive, que se habían han violado los derechos humanos de la seguridad, la vida e integridad personal.

Los datos que recabaron y detonaron la emisión de la recomendación fueron los siguientes: de enero del 2019 a diciembre del 2023, se registraron en Puebla un total de 560 intentos de linchamiento y 34 casos que sí se catalogaron como “consumados”. Las acusaciones por presunto robo, secuestro y homicidio fueron los detonantes para que las personas hicieran justicia con su propia mano.
Los gobiernos municipales fueron los principales omisos en atender estos casos. En cuanto a las autoridades que más intervinieron fueron las policías municipales, pero en las comunidades alejadas no todos los elementos policiacos conocían el Protocolo, el cual, está disponible y abierto en Internet.
Otro dato que arrojaron fue que la capital poblana fue el municipio con más intentos y linchamientos consumados del 2019 al 2023, pues registró un total de 239 casos, le siguió Amozoc con 29, San Martín Texmelucan 28, Tlahuapan con 20, Tehuacán 18, Tecamachalco con 12, Izúcar de Matamoros con 11 y el resto con cifras menores. La zona metropolitana es la que tuvo mayor incidencia, esta región conformada por19 demarcaciones concentró el 62 por ciento del total de linchamientos que ocurrieron en Puebla.
Por último, recabaron todas las recomendaciones que han hecho a las autoridades de manera anual, contabilizando desde el 2019 un total de 72, sin embargo, de esta cifra, sólo en 25 casos la Secretaría de Gobernación activó el Protocolo. Ante este contexto, se decidió emitir la recomendación y la CDH esperará que todas las autoridades luego de ser notificadas, tomen cartas en el asunto.

La recomendación como se dijo en un principio, va dirigida a la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Seguridad Pública, Fiscalía General y a varios municipios en donde se ha registrado por lo menos un incidente de este tipo. Los señalados fueron el ayuntamiento de Acajete, Amozoc, Atlixco, Cañada Morelos, Chiautzingo, Chignautla, Cuautlancingo, Huaquechula, Huauchinango, Huejotzingo, Izúcar y Los Reyes de Juárez.
También Palmar de Bravo, Puebla, San Andrés Cholula, San Martín, San Pedro Cholula, San Salvador El Verde, Huixcolotla, Santa Isabel, Tecamachalco, Tehuacán, Tepanco de López, Tepexco, Tepeyahualco, Tlacotepec de Benito Juárez y Tlahuapan. En el caso de Tlahuapan, registró un evento por año desde el 2019.
La Comisión obtuvo esta información a través de solicitudes de información y lamentaron que exista poca accesibilidad a las cifras oficiales y que peor aún, que sólo haya datos desde el 2019. En suma, ni una de las autoridades que mencionaron anteriormente, tienen un plan en específico a seguir en caso de que se presente este tipo de ejecución y no todos conocen el “Protocolo de Actuación para Casos de Intentos de Linchamientos en el Estado de Puebla”.
La recomendación ya está disponible en la página oficial del organismo, en su apartado de “recomendaciones y conciliaciones”. En este texto, se dejó en claro que las autoridades han violado los derechos humanos de la seguridad, la vida e integridad personal. De igual modo, que han sido omisos en dar protección, auxilio y seguridad pública de manera oportuna.

A punto de concluir la conferencia, Félix Cerezo, dijo que emitir recomendaciones es el único trabajo que pueden hacer, más el de dar acompañamiento a las personas cuando sienten que se vulneraron sus garantías individuales, pero el intervenir cuando ocurre una agresión o sancionar de manera justa les corresponde a las demás autoridades.
Fue así, que solicitó a los integrantes del Congreso de Puebla que tipifiquen el término “linchamiento” en el Código Penal. En su perspectiva, tipificar un delito es fundamental para mantener el orden social, proteger los derechos individuales, garantizar la aplicación justa y eficaz de la ley.
“En nuestro país no está tipificado, en otros lugares sí. Recuerden que el linchamiento está tipificado en Estados Unidos y no es posible que nosotros no lo tengamos, pero eso es una cuestión de política legislativa. Nosotros vamos a caminar en este, porque el penalizar y endurecer puede ser un disuasivo, puede ser que la persona ya no quiera hacerlo por penas mayores a los 50 años, ya la va a pensar”, opinó.
No abundaron en muchos casos de linchamiento, sólo recordó el que sucedió en Ajalpan, pues en ese entonces, el presidente de la Comisión trabajaba en la CNDH: la noche del 19 de octubre de 2015, el municipio de Ajalpan fue el escenario de un crimen provocado por información distorsionada, donde fueron brutalmente golpeados los hermanos Copado, a quienes les prendieron fuego y los dejaron morir lentamente, hasta quedar calcinados.

Uno más fue el de San Jerónimo Coyula de Atlixco, en donde cuatro hombres fueron acusados de robo. En este último punto, anunció que la CDH investigará el trabajo de la Guardia Nacional, pues tiene información de que solo acordaron la zona en vez de ayudar a las personas que después fueron asesinadas.

About The Author