CON VISITA DE ESPECIALISTA DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL DE NASA, GRAHAM MACKINTOSH, IMPULSA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA SU CENTRO HUB DE INNOVACIÓN

”A las universidades corresponde aumentar la luz en la sociedad, como lo hace la Iberoamericana, que ahora conjunta su innovación educativa con tecnología de punta, y consolida su liderazgo”, destaca Guillermo Castro, Directivo de la Agencia Espacial Mexicana (AEM)

-En “La NASA en la IBERO”, Graham Mackintosh muestra a las juventudes las posibilidades de la inteligencia artificial, y reconoce el gran potencial del proyecto del Hub de Innovación. “La tecnología sólo es un amplificador de lo que somos, lo bueno y lo malo, de los humanos”

-El Vicerrector Académico de la Universidad Iberoamericana, Dr. Alejandro Anaya Muñoz, exhortó a la juventud a convertirse en protagonistas y líderes para innovar con la IA siguiendo principios éticos sólidos

-”A las universidades corresponde aumentar la luz en la sociedad, como lo hace la Iberoamericana, que ahora conjunta su innovación educativa con tecnología de punta, y consolida su liderazgo”, destaca Guillermo Castro, Directivo de la Agencia Espacial Mexicana (AEM)

En el marco de las acciones de la Universidad Iberoamericana (IBERO) Ciudad de México para el avance de su Centro (Hub) de Innovación, un espacio para la co-creación de respuestas a los grandes desafíos de nuestro tiempo, se invitó a impartir una conferencia magistral al especialista en inteligencia artificial (IA) de la agencia espacial estadounidense (NASA) Graham Mackintosh.

En su mensaje de apertura, el Vicerrector Académico de la Universidad Iberoamericana, Dr. Alejandro Anaya Muñoz, exhortó a la juventud presente a convertirse en protagonistas y líderes para innovar con la IA siguiendo principios éticos sólidos, y recordó que esta casa de estudios publicó recientemente sus Lineamientos para el Uso de la Inteligencia Artificial en las aulas y en los procesos de enseñanza-aprendizaje, lo que la coloca como pionera para promover su uso responsable, en lugar de prohibirla, y enriquece el diálogo público en torno a la IA.

Guillermo Castro Sandoval, catedrático y Director segundo al organigrama de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), destacó que la batalla constante de la humanidad entre la luz y la oscuridad, se ha reflejado siempre en el buen o mal uso de las innovaciones tecnológicas, por lo que reconoció el gran esfuerzo de la IBERO “para aumentar nuestras luces”, la más alta misión de las universidades, destacando la iniciativa de esta casa de estudios con su “Hub de Innovación, único en su tipo, y el increíble trabajo que está haciendo con sus ingenierías en esta nueva época de la institución”, subrayando que el quehacer de la IBERO se distingue por su sello, mística, y valores únicos.

Recordó a las y los asistentes que, revisando la historia, podemos ver que cada vez que surgen nuevas tecnologías, muchos piensan en sus peores consecuencias, como a finales del siglo XVIII en la revolución industrial se pensó que las máquinas iban a quitar todos sus empleos a los humanos, pero en realidad “El mundo sólo se transformó y evolucionó; los inventores de aquellas máquinas transformaron las luces de su pensamiento en máquinas que, de hecho, contribuyeron a democratizar, masificar y socializar los bienes que antes estaban en manos sólo de unos pocos, y se crearon nuevos y diferentes empleos. Esto último lo vimos también, por ejemplo, con los teléfonos celulares, tan útiles hoy en día”, recordó, en las palabras previas a la conferencia de Mackintosh.

*Graham Mackintosh: La tecnología espacial, más cerca de nosotros de lo que imaginamos

Por su parte, inspirando a la comunidad como autoridad en la materia de la IA, Mackintosh destacó, en esta actividad desarrollada a través de la Dirección de Educación Continua de la IBERO, la importancia de seguir aprendiendo cada día, a fin de consolidar un nuevo modelo de universidad generativa, con las grandes posibilidades que da la incorporación de las tecnologías de vanguardia.

Mackintosh, también miembro del Frontier Development Lab de la NASA, explicó que la tecnología que originalmente se ha desarrollado para el espacio, se ha socializado en beneficio de la humanidad aquí en la tierra, y muchas tecnologías de la NASA hoy son de nuestro uso cotidiano (como el GPS en nuestros autos o celulares, por citar sólo una) y explicó proyectos en los que ha colaborado que involucran la inteligencia artificial, como la remoción de “debris” (residuos) espaciales orbitando la Tierra, y sistemas de monitoreo de indicadores de la salud de las y los astronautas a través del análisis electrónico de su aliento.

Durante el evento “La NASA en la IBERO”, el también especialista en aplicaciones de software con énfasis en tecnologías disruptivas dijo ante cientos de jóvenes, con énfasis a las personas de ingenierías, que son ellas y ellos, así como las generaciones por venir, quienes llevarán a la humanidad más allá, pues las juventudes son las verdaderas protagonistas; por ejemplo, en próximas fechas, una “nariz artificial” perfeccionada por alguien de la audiencia, podría coadyuvar a lograr detección oportuna del cáncer en las personas aquí en la tierra, como lo que se desarrolla para astronautas.

Explicó que la tecnología “es un amplificador de lo que somos, lo bueno y lo malo”, y aunque muchas personas pueden sentir incertidumbre por su gran capacidad de aprendizaje, ejemplificó que la exploración espacial es sólo uno de sus usos más provechosos, y que ésta es “un propósito noble que une a la humanidad”, y por ello celebró la mística universitaria de la IBERO por cimentar la información a los educandos con una gran formación.

Explicó también la manera en que la IA resuelve problemas, poniendo énfasis en que “no tiene que pensar como nosotros para funcionar”, pero es precisamente esa diferencia la que le permite abordar los problemas de manera innovadora.

Los seres humanos somos todas y todos exploradores, nos gusta ir a donde nunca antes hemos estado, dijo. Aseguró que, del mismo modo, la exploración espacial nos coloca en las fronteras de lo técnicamente posible, en un entorno muy peligroso. Ejemplificó con las primeras excursiones a la Antártida y lo riesgosas que fueron, resultando incluso en muertes de personas. Las y los astronautas son personas muy valientes; “Lo menos que podemos hacer por ellas es asegurarnos de que sus misiones sean seguras, y tendremos más éxito si para ello usamos la IA”, explicó Mackintosh. 

*¿Cómo se aplica la IA en la exploración espacial?*

Por la mañana, Graham Mackintosh y Guillermo Castro charlaron con estudiantes, especialmente mujeres, del grupo estudiantil de la IBERO Astra Rocket, quienes aprovecharon la oportunidad para expresar la importancia de la presencia femenina en las carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), y su anhelo de ampliar el programa de actividades espaciales de la IBERO con el apoyo de nuestros visitantes, además de destacar la gran labor que está emprendiendo la Iberoamericana para impulsar a México al siguiente nivel. Al respecto, Graham relató sobre otro proyecto en marcha en torno a la salud reproductiva de las mujeres en el espacio, donde se entrenarán modelos en Tierra y en el espacio y se combinarán los datos.

Hacia el futuro, planteó que la IA generativa, capaz de generar contenido nuevo con base en su entrenamiento, puede ser una gran opción ante los limitados datos que se tienen de la vida en el espacio. Por ejemplo, planteó, la IA generativa podría ser entrenada con información sobre el ritmo cardiaco de la persona astronauta, y cruzar eso con los datos de una persona con problemas cardiacos en la Tierra, para finalmente simular cómo se verían los datos si una persona en el espacio tuviera problemas cardiacos.

Mencionó también que la tendencia es que se generen cada vez mayores volúmenes de información, lo que los vuelve cada vez más difíciles de transferir. A veces, explicó, es más fácil transportar información en discos duros en camiones, que a través de cables. Entonces, ante la gran cantidad de información que se va a generar en el espacio, indicó que podría ser viable que esos datos se queden en el espacio y que, en Tierra, se trabaje con modelos sobre esa información. Invitó a la IBERO a ser protagonista en estos nuevos nichos de oportunidad ideando soluciones e innovaciones para problemas como éste y otros, en su hub de innovación.

Concluyendo que antes el tema espacial sólo generaba astronautas, pero en esta era de la información la tecnología espacial también genera internautas, y que los satélites proveen conectividad, por ello se crea como “New Space” todo un nicho para el talento de académicos y estudiantes de esta universidad, y se agradeció que el evento “La NASA en la IBERO, Episodio 1: Inteligencia Artificial” fuera posible también gracias a su comité de patrocinadores y personalidades, integrado por Roberto Téllez Monroy, Carlos Díaz-Vega, Raúl Valencia Del Toro (Valencia Del Toro & Professionals), Corr. Púb. #82 Juan Enrique Aguilar Lemarroy, GEMED Cibersecurity Latam, Juan Carlos Macías (D.G. Certificación Digital Online-CDO), así como la Presidenta de la Fundación Por México, Karla Mawcinitt, Franklin Abott, y el Presidente de The Aspen Institute México, Ex.Emb. Enrique Berruga Filloy.

About The Author